Los Depositos de Agua Bronx NY

Viernes, 3 Octubre   

Cualquier barco a partir de esloras mayores a 6 metros vienen equipados con depósitos de agua potable para la ducha, la cocina, y la limpieza. Pueden estar fabricados en el propio molde del barco en fibra de vidrio, o ser de otros materiales como el plástico o acero inoxidable. Es de mucha importancia el mantenimiento de estos para no perder la potabilidad del agua.  La boca de relleno debe estar perfectamente identificada con la palabra agua, para evitar confusiones en el llenado con la del deposito de combustible. No sería la primera vez que se produce este desastroso error!

Los depósitos de fibra nuevos tienen mucho sabor a resinas que se irán eliminando lentamente con el paso del tiempo. A menudo puede tardar hasta 10 años de uso la eliminación por completo del sabor a plástico, aunque puede ayudar el llenado con vinagre o ácido acético diluido. Mientras tengan este sabor desagradable no debemos utilizar este agua para beber, utilizándola únicamente para la limpieza. Una solución eficaz consiste en utilizar un depósito de plástico flexible dentro del de fibra a modo de vejiga, debidamente acolchados para evitar que su movimiento desgaste y rompa la bolsa.

Sin lugar a dudas, la mejor solución consiste en utilizar depósitos de acero inoxidable ya que son los más higiénicos al ser inertes y no reaccionar con  el agua. Se pueden adquirir en distintos tamaños o incluso podrá encargar uno de la forma y medidas más apropiadas para su embarcación, aunque el precio es el más alto de todos.

Para evitar que el agua del depósito se agite con los movimientos del barco produciendo ruidos y desgastes es necesario la fabricación de este con deflectores interiores que además, si están bien diseñados, le añadirán resistencia estructural.

En todos los casos si lleva tiempo sin utilizar el agua del depósito, debe vaciarlo completamente y volverlo a cargar, ya que con el tiempo se pueden crear hongos y desarrollar impurezas en el depósito, tuberías, y especialmente en las llaves, bombas y los filtros que pudieran estar instalados. Existen varios tipos de aditivos que añadidos al depósito esterilizan el agua sin por ello aportar mal sabor a esta.

Recuerde que cualquier depósito de agua debe ser opaco para evitar la proliferación de algas microscópicas que son las que dan el característico color verdoso de estos limos.