Chalecos salvavidas

Jueves, 9 Octubre   

En todos los barcos encontramos un cofre o armario lleno de chalecos de color naranja chillón y que en muchos casos fueron adquiridos cuando se compró el barco. Van rellenos de espuma que les confiere la flotabilidad y son molestos de llevar por lo que abultan. Suele haber tantos (o al menos debería) como el número personas para el que el barco está homologado.

Y así debe ser… Pero casi siempre suele ser el armador y un amigo o un reducido grupo de personas las que navegan normalmente en ese barco, y por ello es conveniente tener un par de chalecos que sean más cómodos, más eficaces. Si queremos llevar puesto el chaleco por seguridad este debe ser sobre todo cómodo y para ello debemos fijarnos en los hinchables. ¡Los tradicionales son tan molestos de llevar, que en la práctica muy poca gente los lleva puestos a no ser que el barco esté a punto de zozobrar!

Hay chalecos hinchables que llevan un arnes, o al contrario, arneses completos con chaleco hinchable. Estos últimos son especialmente cómodos en caso de ser utilizados no solo en casos de emergencia, sino también para poder trabajar en cubierta, subiendo al palo, a trepando a la botavara para reparar algún aparejo. Ni se le ocurra intentar ser izado al palo con un chaleco típico, ya que estos aprietan tanto las costillas que llegan a hacer difícil la respiración, y lo mismo ocurrirá si han de ser utilizados en una operación de salvamento. La flotación no lo es todo, y siendo arrastrado por un velero a 6 nudos tras una caída accidental puede llegar a ser muy peligroso. Los mejores para trabajo mixto llevan pataletas, son más cómodos de llevar y naturalmente resultan más caros.

Una solución inteligente y poco comentada es la de adquirir un buen chaleco hinchable pero sin ‘florituras’ y combinarlo con un arnés de calidad de los utilizados en escalada con pataletas incluidas, que uniremos de forma común con un mosquetón de seguridad. El ‘Kit’ funciona perfectamente y con un ahorro de coste importante. Por ejemplo el chaleco “Challenger” distribuido en Accastillage Diffusión, puede ser combinado con un arnes “Petzl” que encontrará en cualquier tienda de escalada o en el “Decthlon” por un precio razonable.

Aunque tampoco está mal irse a lo más avanzado. Chalecos que integran pértigas autohinchables que facilitan la localización, vejigas de flotación máxima de hasta 28 kilos de flotación, lámparas estroboscópicas integrada para ser localizado por la noche, o con bolsa de fluorescina que tiñen el agua de un color muy “chillón” para facilitar la localización.